El Coronavirus (COVID-19) es una enfermedad respiratoria que se propaga mediante gotitas respiratorias que se producen cuando una persona infectada tose o estornuda.

Para evitar el contagio, evita el contacto cercano (un metro y medio de distancia) con otras personas que pudieran estar infectadas, lava tus manos con agua y jabón frecuentemente y/o usa alcohol gel, siempre que tus manos estén libres de suciedad visible.

Estas medidas sirven para evitar el contagio cualquier virus respiratorio como la Influenza o el Sincicial.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) la tasa de mortalidad del Coronavirus es del 0,7% fuera de China, y ésta depende de muchos factores como la edad, el sexo y las condiciones físicas del paciente.