Todos los niños en algún momento “son difíciles”, pero hay algunos niños que son difíciles todo el tiempo. Las situaciones cotidianas de la vida y el colegio significan muchas veces un real problema para estos niños y sus familias.

 

Una terapia efectiva puede lograr que un niño encuentre acceso a sus propios recursos, los cuales se han perdido o no han sido desarrollados. La terapia a través del juego ofrece la posibilidad de expresar o representar sus emociones y conflictos psicológicos respetando el lenguaje propio de los niños. La mente de un niño es capaz de expresar a través del juego, en un ambiente libre y protegido, lo que necesita para su curación.

 

María Angélica Contardo

Psicóloga clínica infantil y Educacional

Magíster en psicoterapia Estratégica